Esta que veis aquí soy yo,
Xiomara Pérez.

(Xiomara. Se escribe con X pero se pronuncia como una S.)

Mi trabajo consiste en hacer realidad la web que tienes en la cabeza.

PERO TÚ LO QUE QUIERES SABER ES SI SOY LA PERSONA ADECUADA PARA CREAR TU WEB. QUIERES SABER SI SOY DE FIAR ¿VERDAD?
NO TE JUZGO, YO TAMBIÉN QUERRÍA SABERLO.

Ante esto, lo único que yo puedo hacer es ser franca y tú lo único que puedes hacer es seguir tu intuición.

Te voy a contar mi historia:

Después de nacer, como todos, en Bilbao, viví en Córdoba bastantes años, hasta que me fui a Salamanca a estudiar comunicación audiovisual y acabé en Madrid haciendo un máster en diseño y programación web.

Como la mayoría de los diseñadores, quería hacer todo lo que era capaz de hacer… 

Lo mismo te hacía un flyer que una página web de ventas. 

Pero poco a poco me di cuenta de que esto no era práctico, sobre todo para mí. 

Tener tantísima variedad de trabajos hacía que no pudiese automatizar nada de mi trabajo y que al final estuviese todo el día pringada.

Así que un buen día decidí que iba a centrarme en el diseño web. Por que era lo que más me gustaba, lo que mejor se me daba y  porque sentía ilusión cada vez que empezaba un proyecto web.

Aunque había hecho webs programadas desde CERO, me especialicé en diseño web con WordPress porque creo que es uno de los mejores gestores de contenido, funciona de maravilla, tiene una gran comunidad que le da soporte y actualizaciones y, además, para mis clientes, es mucho más sencilla una autogestión básica.

Y después de varios años de especialización y de hacer únicamente webs con WordPress, tengo un amplísima variedad de herramientas que me permiten hacer casi cualquier diseño.

 

¿Cómo trabajo y por qué?

Mi modo de trabajo se rige por una cuestión:

Me imagino que yo soy el cliente. No solo por lo que quiere, sino que también me imagino cómo se siente…

…Normalmente mis clientes acuden a mí con una gran ilusión de llevar a cabo su nueva web, pero están confusos porque no saben qué hacer, ni cómo hacerlo ni qué es lo mejor para ellos.

Muchos, no tienen ni idea de programación, diseño y no quieren ni oír hablar de código. Todo eso es un mundo que les suena a chino. 

Pues bien…

Lo que yo hago es meterme en su piel e intentar que todo sea lo más sencillo posible para ellos.

Tenemos reuniones en las que me explican todo lo que quieren conseguir, cómo es su negocio, quienes son sus clientes…

Igual que si contrato a un abogado quiero que me hable de forma comprensible para enterarme de lo que me está diciendo, yo hago igual con mis clientes. Por que no es lo mismo que diga, voy a darle un line-height mayor a que diga, vamos a aumentar un poco el espacio entre las líneas del texto para que quede menos apelotonado y se lea mejor. 

Lo que quiero decir con esto es que intento comunicarme con mis clientes con un lenguaje que puedan entender para que todo les quede claro. Porque, que las cosas estén claras, es fundamental para un trabajo bien hecho.

En todos los proyectos en los que trabajo, me involucro al 100% y trabajo como si lo que diseño fuera para mí. Mi objetivo NO es “hacer algo pasable con lo que el cliente se quede contento” sino conseguir el mejor resultado que cumpla todos los requisitos del cliente para que este se quede completamente satisfecho con el resultado, incluso si ese resultado no es su idea original. Porque ese es mi trabajo en realidad.

PIÉNSALO, tengo un trato muy directo y humano con mis clientes y es muy importante para mí dar un servicio genial para la supervivencia de mi negocio 😉

Porque tranquiliza saber que hay alguien implicado en que todo salga bien.

¿Quieres empezar a trabajar conmigo?

Envíame un mensaje y cuéntame lo que tienes en mente.