No todo el mundo tiene una personalidad emprendedora >>

Últimamente leo muchos artículos que motivan a las personas a ser emprendedoras. A todas las personas. Que hablan de que todo el mundo puede emprender, de que solamente hay que estar motivado y ponerle ganas. Pues déjame que te diga que esto no es así, no todo el mundo puede emprender, y mas en los tiempos que corren, lo siento pero para emprender necesitas una personalidad emprendedora.

Con emprender no me refiero solamente a montar una empresa que venda algo súper innovador y súper chulo. Me refiero también a todas esas personas que eligen ser autónomas y vender su tiempo y su esfuerzo de una forma diferente. Me refiero también a todas esas personas que no se conforman con un trabajo de 8-10 horas al que les cuesta ir cada mañana para hacer cosas que no les motivan y en el que no están a gusto para pagar las facturas.

En definitiva, considero emprendedores a todas esas personas no se conforman con una trabajo en el que no se sienten a gusto, a las personas que toman las riendas de su vida y empiezan a dirigirla a ese lugar en el que les gustaría estar. Esos que dicen, me gustaría vivir así, quiero vivir así, voy a vivir así.

Este camino no es fácil y, de entrada, no todo el mundo se atreve a empezarlo porque, primero, tienes que salir de tu zona de confort y, segundo, tienes que perseverar, y mucho, a veces con mucha incertidumbre y sin ver ningún resultado.

Hay ciertos factores en las características personales de un emprendedor que conforman una personalidad emprendedora que hace que sea posible aguantar esta presión:

  • PASIÓN: No es lo único que hace falta para emprender, como muchos afirman pero sí es la característica más importante, sin ella no hay nada. Quien no habla de su proyecto como de su nueva pareja no triunfa.
  • INTELIGENCIA EMOCIONAL: Esta característica puede parecer dudosa pero te resultará infinitamente más fácil guiar tu proyecto si sabes crear empatía con el resto de personas que te rodean y que son necesarias para que tu empresa nazca, prospere, se mantenga y crezca: proveedores, inversores, equipo, clientes, competencia…
  • PERSEVERANCIA: Es muy importante ser perseverante. Estar eufórico y comerte el mundo en un momento bueno es muy fácil, lo que no es tan fácil es seguir en pie , perseverar, cuando sientes que el mundo se te viene abajo y parece que todo te sale mal. Cuando siente que nada de lo que haces tiene su recompensa. Es aquí cuando la mayoría de los proyectos (los que llegan a empezar) fracasan; porque ser perseverante, seguir en pie y avanzando en esos baches emocionales es realmente complicado. Lo dicho, que es muy importante tener una actitud de esas que te hacen salir de los baches malos sin que nadie tire de ti.
  • CAPACIDAD DE TRABAJO: ¿Te imaginas abrir una galería sin tener ni idea de arte? Pues sí, aunque parezca mentira, hay gente que sí se lo imagina. ¿Te lo puedes creer? Para empezar a construir tu proyecto tienes que estar puesto en el tema, tienes que saber de qué va el juego y ser un buen jugador.
  • METODOLOGÍA: No creo que haya mucho que explicar sobre por qué es importante una buena metodología para que tu proyecto triunfe. Y no quiero decir que tengas que sentarte obligatoriamente durante horas escribiendo planes de negocio, pasos a seguir perfectamente detallados ni nada de eso pero, aunque sea una metodología ágil, debes seguir alguna. Tus objetivos tienen que estar bien definidos porque si no ¿cómo vas a saber qué acciones hacer para conseguirlos? Ademas, tendrás que medir tus acciones porque si no ¿cómo vas a saber si te estás acercando a tus objetivos?  Si en tu mente todo es un tótum revolútum, escríbelo en un papel y habrás dado un paso hacia el éxito.
  • GOLDEN CIRCLE: ¿Sabes lo que es el Golden Circle o Circulo de Oro? Se representa de la siguiente manera y lo que explica básicamente es que lo que más fuerza debe tener es el por qué haces lo que haces y esta respuesta tiene que ser capaz de resistir a los malos momentos.

Golden circle características para ser emprendedor Xiomara Pérez

 

Te pongo a Apple como ejemplo:

  • Hago una empresa que se dedica a hacer teléfonos, diseñándolos súper bonitos, elegantes y fáciles de usar para ganar dinero” (Sonido de película de “alerta máxima de peligro en un laboratorio”) ¡¡¡ ERROR !!!

  • Creemos en el cambio de lo establecido, del Status Quo, por eso diseñamos teléfonos diferentes, para gente que no quiere ser igual al resto. Este es nuestro teléfono, ¿quieres comprarlo?

La diferencia es evidente.

 

En mi caso, te digo:

 

Creo en la ilusión de las personas con pasión que tienen un proyecto para cambiar sus vidas y por eso las ayudo a crear sus marcas, sus identidades únicas para que estén un poquito más cerca de conseguir sus metas. Este es mi proyecto, ¿quieres participar? 😉