Me gustaría que leyeses esto porque si te da pereza, prefiero que no trabajemos juntos

Aquí no hay fotos que valgan. Esto es texto corrido.
Parece un poco largo pero yo lo he leído y no son más de dos minutos de reloj.

Voy a contarte cosas que no quedan bonitas en la web pero son más importantes que esas barritas con porcentajes donde salen mis “capacidades”. 

Voy a serte sincera. No voy a adornar esta explicación con florituras ni diciéndote que mi trabajo es una maravilla. 

Soy diseñadora gráfica y web, pero sobre todo, lo que más me gusta es hacer webs. O bien crearlas desde cero o bien rediseñarlas cuando ya están hechas pero no están todo lo bien que deberían.

Es verdad que mi mayor fuente de ingresos y en lo que me especializo es en el diseño web pero también me dedico a diseñar identidades, sobre todo, logotipos para empresas que empiezan o que tienen una imagen que quieren modernizar.

Como diseñadora gráfica y web, mi trabajo consiste en hacer webs que ayuden a vendan los productos y/o servicios de mis clientes. Y, por supuesto, también en que mi web venda mis servicios, claro.

Hay mucha competencia en este mercado. Hablando mal y pronto, levantas una piedra y salen 100 diseñadores. Es verdad, y no me molesta reconocerlo. ¿Para qué nos vamos a engañar?

Pero creo que no todos los diseñadores que puedes encontrar en el mercado son iguales. Esto también es verdad. 

Los hay que te hacen una web por cuatro duros y se desentienden. No se molestan en asesorar a sus clientes sobre lo que es mejor para la web de su negocio. Simplemente ejecutan una tarea técnica de desarrollo. La pasta y a correr. 

En mi caso, no me gusta tratar a mis clientes como tontos que no se enteran de nada. Prefiero meterme en su piel y ayudarle en todo lo que esté en mi mano.

Piénsalo de este modo: Si tuvieses que elegir entre un asesor/a fiscal que simplemente hiciese lo que hay que hacer (declaración de la renta, IVA, retenciones, etc. etc.) o uno/a que además de hacer lo que hay que hacer te dijera: oye! he encontrado una forma para que te ahorres un 10% cada tres meses, a quién elegirías? Yo al segundo, sin ninguna duda.

Obviamente esto es más caro, claro que sí. Y aunque está muy bien pagar poco, cuando tienes un problema, te acuerdas y desearías haber pagado un poco más.

Con esto quiero decir que… Si se me ocurre una idea original para tu web en la que tú no hayas pensado y creo que sería buena, te lo voy a decir. Si creo que tu idea de estructura es realmente mala y los usuarios se van a perder y no van a encontrar nada en tu web, también te lo voy a decir.

En general, si veo un error, no lo paso por alto para trabajar menos.

Sería algo así como si un amigo con criterio (no tu cuñado) te diera su sincera opinión.

Puedes tratarme como a una colega de proyecto, porque eso soy. Alguien de confianza con quien sacar adelante el nuevo diseño de una web o de un logotipo que represente tu negocio.

¿Y qué pasa una vez que haya diseñado tu web y esté en el mercado? Te quedas sol@.

¡¡¡Que no!!! Es broma. 

Lo he visto muchas veces. He rediseñado webs hechas por otros diseñadores que las habían abandonado. 

Hacer una web es como hacerte una casa. Puede estar preciosa pero si no tiene un mantenimiento, en poco tiempo empieza a parecer vieja. 

Por eso, me gusta ofrecer a mis clientes el servicio de mantenimiento* de las webs que diseño. 

*No voy a entrar en detalles, esto lo detallo en el presupuesto. Pero te aseguro que no te dejo con el culo al aire.

Soy una persona a la que acudir cuando tengas una duda o se te ocurra una idea que implementar. 

Ej: Hola Xiomara! Qué tal todo? Mira, he estado pensando, y ya hace dos años que diseñamos el logo, me gustaría darle una vuelta porque creo que para la tendencia de ahora, quizás convendría redondear un poco las puntas. Cómo lo ves?

Otro ej: Hola Xiomara! Qué tal las vacaciones en El Norte (te he visto en Instagram)? Espero que vuelvas descansada. Quería decirte que hemos rediseñado el logo y nos gustaría cambiar los colores de la web y el slider principal de la home para dar más visibilidad a un nuevo producto que vamos a sacar. Llámame cuando puedas y hablamos para ver cómo lo podemos hacer. Gracias!

Resumiendo, soy algo así como tu departamento de diseño externo.

Se acabó lo que se daba. No te entretengo más. Si has llegado hasta aquí, tengo que darte las gracias. No todo el mundo tiene la paciencia para llegar hasta donde debe llegar.

Una calurosa bienvenida a mi web,

Xiomara